¿Cómo quitar el ronquido del pecho?

De seguro que en alguna ocasión te han dicho que emites unos sonidos extraños una especie de pitido o silbido. Esto puede ser que padezcas alguna enfermedad respiratoria (alergias, asma u otra), te encuentres con sobrepeso o simplemente no hayas curado por completo una de esas gripas estacionarias. Pero no te asustes!!! por lo general estos molestos ronquidos, que a veces pueden ser estruendosos, no siempre son producto de un padecimiento, sin embargo no dudes en consultar a tu Doctor de cabecera, recuerda que debes cuidar tu salud.

¿Cómo quitar el ronquido del pecho?

Los ronquidos son muy comunes y no siempre son causa de una enfermedad mortal. Sin embargo, no debes descuidar tu salud y ante cualquier eventualidad debes dirigirte de manera inmediata a un especialista. Pero, ese  murmullo que emites al respirar lo puedes quitar mediante tratamientos naturales o una intervención quirúrgica, siempre y cuando lo amerites.

Recuerda que siempre debes consultar con un especialista si comienzas a presentar este tipo de sonidos sin causa aparente y de manera recurrente.

Estos molestos ronquidos, no son siempre producto de un padecimiento, sino que a veces responden a mucosidades que se han alojado en nuestras vías respiratorias y no permiten que nuestra respiración fluya, otras veces es producto de nuestra mala posición al dormir.

Así que te dejo unos consejos para prevenir o evitar esos silbidos tan molestos tanto para ti como para tu pareja.

Paso #1 Adiós al cigarrillo

Si eres un fumador, debes saber que el cigarrillo es uno de las principales causantes de enfermedades respiratorias. Recuerda que al dejar de fumar no solo contribuyes con tu salud, sino con los que están a tú alrededor. Además, dejar de fumar trae otros beneficios para la salud. Así que menos humo más salud.  

Paso #2 Inhala- Exhala

Las abuelas siempre nos recomiendan que para descongestionar las vías respiratorias no hay mejor remedio que el vapor. ¡No salgas corriendo a la tienda a conseguir un vaporizador! Este vaho lo puedes conseguir si abres el grifo de agua caliente en el baño, te sientas y comienzas a hacer ejercicios de respiración. Si no tienes servicio de agua caliente puedes calentar en una cacerola unas ramitas de eucalipto, esperar un rato. Colocas la cacerola sobre una superficie baja, colocas una toalla en la cabeza, creando un minisauna para tus vías respiratorias. Esta técnica es muy efectiva. De paso el eucalipto tiene propiedades relajantes.  

Paso #3 Una taza de té 

El té es un remedio infalible. Ayuda en, prácticamente, todos los padecimientos. Una taza puede ayudarte a sentirme mejor. Prepara tu infusión favorita!! esta relajará las vías respiratorias, puesto que su temperatura templada ayuda a remover todas esas mucosidades que de seguro todos tenemos por esos resfriados que nos han atacado.

Paso #4 Controla tus impulsos

El peso siempre es un factor determinante en nuestras vidas, por lo que tenemos que hacer un esfuerzo por mantener una dieta balanceada que nos permita adquirir los nutrientes necesarios. Muchas veces los ronquidos provienen de nuestro sobrepeso, por lo que si crees, que tienes exceso de peso debes hacer ejercicios, por supuesto nada de ejercicios extremos. Una caminata de unos 30 minutos diarios, tres veces a la semana, no sólo ayudarán a tu respiración y a bajar tu peso, sino a fortalecer los músculos de tus piernas y cuerpo.

Paso #5 Reposición al dormir  

A veces los ronquidos son producto de nuestra mala posición al dormir. Aunque no lo creas, a veces no sabemos cómo dormir, simplemente nos lanzamos a la cama y colocamos un montón de almohadas que lo que hacen es obstaculizar nuestra respiración. Por eso debemos tener una almohada no tan alta ni voluminosa, o dormir de lado. Esto ayudará a mantener nuestras vías respiratorias sin obstrucciones. Otra de las opciones es elevar la cabecera de tu cama unos 10cm.

Paso #6 Banditas contra el ruido   

Otro de los pasos que puedes seguir es encontrar unas banditas muy comerciales que venden en las tiendas farmacéuticas. Estas banditas las colocas en el puente de la nariz y adiós ronquidos.  

Paso #7 Morfeo ven a mí    

Parece mentira, pero muchos no duermen la cantidad de horas que recomiendan los especialistas. Las 8 horas reglamentarias se ven reducidas a unas seis o siete horas, porque son tantas las ocupaciones y las preocupaciones que no nos permiten tener un buen descanso. Es por ello que si decimos tomar en serio eliminar esos ronquidos debemos dormir nuestras 8 horas y así permitir que el cuerpo descanse de las actividades que realiza diariamente.

CUIDADO: No abuses de los sedantes u otros medicamentos que puedan afectar o comprometer tu sistema.

Cosas que no debes hacer

Abusar de los medicamentos. Siempre habrá alguien que te indique que utilices algunas gotas que te ayudarán a respirar mejor, si no viene de la mano de un experto ¡No las uses!

Debes consultar a un especialista cuando detectes:

Si notas que son silbidos recurrentes

Te pones de color azul

Te despiertas con falta de aire en los pulmones

Debes ir a un especialista. Si padeces de alguna enfermedad respiratoria debes mantener  un control constante.

Los ronquidos nos afectan a todos y podemos quitarlos con unas buenas medidas que debemos estar dispuestos a implementar, sino tomamos las medidas correspondientes el simple silbido se transformará en el rugido de un león.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.