¿Tienes miedo? ¿Angustia? Hay muchas cosas que giran en tu cabeza y a la hora de irte a acostar comienzan a pasar por tu mente como una marquesina y te mantienen despierta. Tranquila, yo soy medio búho como tú, pero puedo ayudarte a mejorarlo. En lo que sigue, te contaré unas técnicas que he aprendido para dormirme más profundamente y sin despertarme hasta la mañana.
El miedo, las situaciones angustiantes en nuestra vida cotidiana y todas las cosas del trabajo y la vida familiar que nos están girando en la cabeza, suelen ser el principal factor que nos mantiene despiertas hasta las 3 de la mañana.
Cuando realizamos ejercicios respiratorios , el aire antes de generar sonido pasa por nuestra laringe y los yogui dicen que es en este sitio que hay un centro energético  que suele bloquearse ante las emociones negativas y el cansancio extremo. Entonces, cuando dejas salir libremente todo el aire que contienen tus pulmones, te sueltas, liberas esa tensión para que ese centro de energía sea nuevamente sano.
No sé si te habrá ocurrido a ti, pero aquí, con todos los que hablé, hemos coincidido en que cuando hay un momento de tensión y nos quedan cosas por decir, sentimos un nudo en la garganta, por lo que estos ejercicios pueden ayudarte si es esa tu sensación.
Si no expresas lo que sientes, si te callas, eso genera tensiones y no puedes gozar de una vida saludable. La mayoría de las personas, de todos modos, al terminar de leer esto dirán: “yo nunca voy a gritar eso”, porque nunca suelen gritar lo que sienten, de hecho.
Si emites uno de estos sonidos a partir de tu garganta, notarás que son más que sonidos, no son como cualquier canto, sino más bien, algo que te conecta con tu interioridad.

2 Ejercicios de respiración para dormir mejor y descansar

Ejercitar con sonidos:

1.       Para este ejercicio debes estar recostada en el suelo y dejar reposar una mano en tu barriga y la otra en el pecho.
2.       Haz tu primera inhalación y exhalación profundas.
3.       Repítelo 3 veces
4.       Inhala profundamente y al exhalar emite el sonido: “HUUUUUUUU” (lo más largo y enfático que pueda).
5.       Repite este proceso 10 veces.
El sonido “hu” ayuda mucho a liberar el área comprometida de la que hablábamos antes, la que genera esa opresión el centro laríngeo cardíaco.

Ejercitar con mantrams mentales y respiraciones:

Los mantrams nos ayudan a silenciar nuestro interior. El mantram “HAMSA” es universal, y tiene un sonido similar al de nuestro propio respirar.
HAM es como el sonido que hacemos al inspirar y SA al exhalar. Si acompañas tu respiración con el pensamiento y realizas el sonido, puedes utilizar este mantram para descansar mejor y conciliar el sueño más temprano.
Si lo repites al despertarte, por las mañanas, te ayudará a concentrarte y que tu día sea más enfocado y estés más alerta y creativa.
1.       Acuéstate y cierra tus ojos.
2.       Presta atención a tu respiración y a nada más que tu respiración.
3.       Concéntrate en cómo el aire entra y sale de tu cuerpo.
4.       Cuando ya te encuentres bastante relajada, comienza a repetir “HAAAM”, mentalmente, por el tiempo que dure tu inhalación. En tu exhalación, harás lo mismo, pero repitiendo “SAAA”.
5.       Los sonidos luego se unen. Concéntrate y notarás que en un momento ya no hay principio o fin (por eso lo hacemos mentalmente, también).
6.       Hazlo durante medio minuto. Notarás que cada vez te concentras más y llega un momento en que lo único que existe en tu mundo es este mantram que no comienza ni termina. 
 
Estos ejercicios son absolutamente relajantes y los vivirás como una experiencia hermosa, ya que estarás dormida incluso antes de proponértelo! Cuéntame cómo te ha ido y si los has probado en un comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí